martes, 4 de octubre de 2011

Berrea del Ciervo 2011: Parque Nacional de Monfragüe en Extremadura, Valle de Aller en Asturias, Martiago y Sierra de Camaces en Salamanca.

Hola amigos, seguidores, y visitantes en general.

Aprovechando que es época de berrea os traemos una amplia entrada. Hemos visitado distintos lugares, donde hemos podido disfrutar de este gran acontecimiento que nos brinda la naturaleza. Hay que decir que este año ha sido “rara” esta época en cuanto a la distribución de las precipitaciones y a la escasez de las mismas.

En primer lugar visitamos el Parque Nacional de Monfragüe, en el que es muy fácil observar las idas y venidas de los venados tras las hembras. Posteriormente el Valle de Aller, en Asturias. Estos últimos días visitamos dos lugares que nos encantan en nuestros “rincones naturales salmantinos”, la zona de Martiago y la Sierra de Camaces.

Monfragüe, nunca defrauda, una tierra llena de grandes valores faunísticos. Eso sí, comprobamos que algunos animales no se encontraban en plenas condiciones alimenticias, seguramente debido en parte a la fuerte presión sobre los recursos que ejerce la existencia de un número de animales muy superior al que puede abastecer el entorno.

Seguramente el lugar donde mejor se observa la berrea es la orilla del río Tiétar, en las cercanías de embalse Torrejón-Tiétar. Además es el único sitio que no se encuentra restringido a la visita turística, ya que si quieres adentrarte un poco en el parque comienzas a ver carteles de “acceso restringido”.
Monte mediterráneo (encina, jaras, olivilla, acebuche, etc.) en el río Tiétar.
Venado (Cervus elaphus) entre una reforestación de quercíneas para sustituir el eucaliptal.

Decidimos realizar una ruta por la zona y localizamos un macho con unas hembras que advirtieron nuestra presencia y se marcharon. Más adelante nos encontramos con otro macho que tenía una pata dañada, seguramente como fruto de alguna discusión con alguno de sus congéneres.
Macho de ciervo (Cervus elaphus) Parque Nacional de Monfragüe.
 Ciervos (Cervus elaphus) en el horizonte.
 Macho de ciervo (Cervus elaphus) comiendo.

Como la visita la realizamos junto a dos buenos amigos, fuimos a ojear las aves al Salto del Gitano en el que los buitres leonados no paraban.
 De izda. a dcha. José A., Miguel A., Marcos y Javi. Salto del Gitano de fondo.

Por la tarde volvimos a observar la berrea, observando muchas hembras con cervatos y algún que otro macho.
 Venado (Cervus elaphus).
 Otro macho en un alcornocal.
Grupo de ciervos en el alcornocal (Cervus elaphus).

Tras estar en Monfragüe hemos acudido al Valle de Aller en Asturias, cercano a los Picos de Europa es un entorno maravilloso en el que solo tuvimos un avistamiento de venado, pero en el que disfrutamos con sus bosques, los rebecos, ardillas, etc. Queremos dar las gracias a la organización Puerta Asturias y al Hotel El Parador de Felechosa, que nos recibió agradablemente y se portó genial con nosotros.
 Vista del Valle de Aller (Asturias).

Realizamos una ruta en la que eran abundantes los venados, transcurría por unos hayedos que iban a dar a valles desde los que se observaban las montañas. Todo el camino fuimos escuchando los berridos de los grandes ciervos, pero nos debieron oler o escuchar y no los observamos.
 La luz se filtraba entre las hayas (Fagus sylvatica).

Al volver a casa tuvimos suerte y en un prado nos encontramos con este venado, que aunque no era imponente se veía muy bien alimentado.
 Ciervo (Cervus elaphus) en Valle de Aller (Asturias).
 El ciervo (Cervus elaphus) escapa, en Valle de Aller (Asturias).

Al volver pasamos por el Embalse de Porma, en el que presenciamos un bonito atardecer.
 Atardecer en el Embalse de Porma (León).

Ya de vuelta por nuestra tierra fuimos al Municipio de Martiago, en la parte Norte de la Sierra de Gata. Aquí realizamos un par de esperas desde lo más alto de la Sierra con el telescopio, buscando algún ejemplar que saliera del bosque a los valles o charcas, pero no hubo suerte, solamente ya caída la noche pudimos ver un grupo de hembras, liebres, un gran jabalí y varios corzos. Algunos berridos y sus rastros en algunas charcas junto con los de los jabalíes delataban la presencia de los grandes machos.
 Observando la berrea con telescopio en valles y pinares de Martiago (Salamanca).
 Baña con rastros de jabalí y pisadas de ciervo.

Otro lugar que no podríamos dejar de visitar es la Sierra de Camaces. El año pasado no hubo suerte, ya que observamos solamente un venado, pero este año disfrutamos de lo lindo, ya que la berrea estaba en su punto álgido y los ciervos solamente se preocupaban de sus hembras.

Al llegar ya pudimos observar el primer macho, acompañado de una cierva y en la lejanía corría un grupo de ciervos. La mañana prometía.
Pareja de ciervos observando en berrea.
Grupo de ciervos (Cervus elaphus) en la dehesa.

Posteriormente localizamos a un buen macho acompañado por varias hembras y ya pasamos un buen rato con él.
 Venado (Cervus elaphus) berreando.
Ciervo (Cervus elaphus) berreando en la dehesa.
 Dos ciervos retándose en dehesa.
La Familia, macho y ciervas con pequeño.
Atardecer en la dehesas de la Sierra de Camaces.

Os dejo también un video resumen que hemos realizado para la ocasión, la música es amena de "luar na lubre" y las imágenes propias.
Espero que la entrada os haya resultado interesante y así para el futuro podreis observar estas zonas en las que se puede ver la berrea de una forma tranquila y muy entretenida. Sin duda los paisajes que más nos enamoraron han sido los de Asturias, pero los ciervos con los que más disfrutamos fueron los de la Sierra de Camaces. 

Esto es todo lectores. Que os vaya bien y no dudeis en comentar. 

Saludos

6 comentarios:

Miguel dijo...

Muy buen documento. La verdad es que me encantan los ciervos e ir a ver la berrea, aunque este año no me está siendo posible. Así que gracias por estas fotos y vídeos!

Luis Herrero dijo...

Muy buen documento fotografico y visual, al final sacasteis unas buenas fotos de machos berreando. Un saludo

Jesús Del Valle dijo...

No he ido a la berrea este año, así que me la habéis hecho recordar de maravilla. En verdad que os lo pasáis
genial.
Curioso la poca cornamenta de las reses ¿tanta selección a la inversa? los cazadores están haciendo una muy dudosa labor por mejorar la genética de estos animales, acabarán mochos.Saludos.

Jose dijo...

Hola Jose y Miguel Angel
Excelente reportaje, muy buenas fotos y un video estupendo en el que se escucha perfectamente a los ciervos...Enhorabuena

Un saludo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

José Ángel y Miguel Ángel, I. T. Forestales dijo...

Muchas gracias a los cuatro.
La verdad que este año hemos disfrutado de lo lindo durante la berrea y eso que no ha sido uno de los mejores años debido a la escasez de lluvias y al tiempo veraniego.
Me alegro que os haya gustado.

Un saludo y gracias!

Salvador Recio Urbano dijo...

Amigos mios, muy buena esta entrada, de mucho interés os felicito, siempre a tener en cuenta. Un abrazo.