domingo, 15 de julio de 2012

De curso y rutas por los Montes de Valsaín y la ciudad de Segovia


En esta entrada voy a exponer lo acontecido hace escasos en un curso al que asistí en el municipio de Valsaín (Segovia). En concreto organizado por el Centro Nacional de Educación Ambiental  - CENEAM. El curso trató de Información y Documentación Ambiental, buscando conjugar las facetas ambientales con las informativas y periodísticas.

Fueron unos días agradables en los que los asistentes disfrutamos de un bonito entorno, realizando una ruta guiada por los pinares y otra por la ciudad de Segovia. Comenzamos con la ruta que tuvo lugar el primer día, a través de los Montes de Valsaín.
 
 Arroyo Peñalara y rayos del sol filtrándose en el pinar

En la zona por la que transcurrió la ruta aparecían frecuentemente afloramientos graníticos, mientras que como especies vegetales se mezclaban el Roble rebollo (Quercus pyrenaica) y el Pino silvestre (Pinus sylvestris), dos especies muy abundantes por nuestra zona. Sin embargo una cosa me llamó la atención, en el subpiso de matorral era abundante la jara hoja de laurel o estepa de montaña (Cistus laurifolius), menos frecuente en el Sur salmantino.
 Afloramientos graníticos entre los pinos y rebollos
 Frecuente los robles rebollos, algunos a cierta menor altura que el pinar, otros entremezclándose
 Senda a través del pinar de Valsaín
Algunos de los pinos silvestres o serranos con el característico color rojizo en su parte más alta
Jara hoja de laurel, abundante bajo el arbolado

Durante el paseo pudimos observar el tranquilo discurrir del río Eresma y algunos arroyos como el Peñalara. También vimos algunas curiosidades como enormes hormigueros, pinos que habían sido aprovechados para obtener teas o el canal de madera por el que discurría agua a modo acueducto.
Vista del pinar junto al río Eresma
 
 Asistentes al curso observando un hormiguero
Pino que había sido aprovechado hace años para obtener teas con que encender fuego y alumbrar
 Canal - acueducto en Valsaín

En las orillas del río Eresma se han repoblado pequeños cercones con especies autóctonas y propias de la ribera de la zona como fresno, sauce, endrino, etc.
Cercon repoblado con sauce para que se disperse por la ribera
Río Eresma y a la izquierda cerca repoblada


A continuación salimos del pinar - robledal a zona de praderas, desde aquí había una preciosa vista de la Sierra de Guadarrama y siete picos, (futuro Parque Nacional) y el entorno. En estos prados pastaban gran cantidad de caballos y observamos el insecto toro del sol.
Vista de Valsaín desde el valle
Caballos pastando en el Valle de Valsaín.

El siguiente insecto es curioso, ya que aunque colabora en la polinización de diversas plantas, su efecto beneficioso se ve tristemente compensado por el hecho de que devoran sus órganos florales.
Toro del sol (Heliotaurus ruficollis)
Vista panorámica de la zona


Al día siguiente la ruta era por la ciudad de Segovia, en concreto la senda de los molinos, senda que engloba el ámbito monumental, natural e histórico. Ha sido habilitada hace poco tiempo y transcurre paralela al río Eresma.
Pequeña cascada en la ruta
De ruta
Reflejos en el río
Catedral de Segovia
Asistentes al curso

Desde aquí dar las gracias a los asistentes con los que pude compartir unos días entretenidos, también al Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM).
Espero que os guste y hasta la próxima.

Un  saludo

5 comentarios:

Jerónimo Milán dijo...

Sin duda la experiencia sería fantástica. Las fotos espectaculares. Saludos desde mi Terruño.

Ojolince y Sra. dijo...

Jornadas bien didácticas e instructivas en el mejor colegio posible: el medio natural.
Te han quedado bien plasmadas en esta exposición que generosamente compartes con nosotros.
Un saludo desde Pucela.

Luis Herrero dijo...

Por una vez puedo decir que conozco la zona que nos presentais, no asi vuestra provincia, y esta ruta es preciosa. El toro del sol hace poco que empece a reconocerle, y no sabia de ese nombre. Un saludo

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Un destino que me tienta desde hace tiempo. A ver si pronto... Besos.

José Ángel y Miguel Ángel, I. T. Forestales dijo...

Muchas gracias amigos.
-Pues Jero, una experiencia fantástica de la que he aprendido mucho. Saludos.
- Hola Pucelanos, eso es una unas jornadas únicas entre pinos, robles y riachuelos, además conociendo nuevos lugares y gente nueva. Genial. Un saludo.
- Luis, la zona fantástica, lo que no quita que te sigamos invitando a nuestra provincia, jeje, Saludos.
- Guadalupe pues te lo recomiendo, merece la pena. Hasta pronto.